Narrativargenta, una estrategia para respirar

Narrativargenta, una estrategia para respirar

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Noticias
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Por Alejandro Frias
(escritor y periodista)

Marina Arias y Marina Porcelli son las responsables de un sitio en el que la literatura encuentra un sitio sin condiciones del tiempo, el lugar ni el mercado.

La literatura argentina es un cúmulo absolutamente inabarcable. Cada región, cada provincia y hasta cada localidad de nuestro país tiene sus voces desde la literatura.

Si dejamos por un instante de lado discusiones y debates sobre vanguardias, estilos, estéticas, temáticas y contenidos, y miramos el mapa de nuestra literatura, podremos descubrir una multiplicidad de tonos, colores y formas que nos sorprendería.

Sin embargo, de esa multiplicidad, sólo alcanzamos a ver una mínima parte, y esa minúscula muestra está condicionada por varios factores. El primero y principal es la centralidad que ejerce Buenos Aires, donde se concentran la mayor parte de las editoriales, además de que es la ciudad en la que tienen sede los sellos más importantes. También podemos mencionar la escasez de reediciones como otro factor, que va ligado a los ejes del tiempo y el espacio: el tiempo, en tanto van quedando rezagados ciertos libros que, por no ser rentables o por otro tipo de decisiones ya no se publican, y el espacio en cuanto a que mientras más lejos de Buenos Aires, más cerca se está del olvido.

Por todos estos motivos y varios más es que se hace relevante, entonces, la existencia de espacios como Narrativargenta (https://narrativargenta.wordpress.com/), un sitio que nació el año pasado para publicar material literario (en sentido amplio) y que está a cargo de dos personas comprometidas desde cada poro con la literatura: Marina Arias y Marina Porcelli.

El Diario de Carlos Paz dialogó con ellas para conocer desde lo profundo Narrativargenta y la visión que sus responsables tienen de nuestra literatura.

¿Cómo nace Narrativargenta?
Marina Arias: En 2018, Marina Porcelli y yo nos reencontramos un sábado a la tarde en un colectivo de la línea 55. Fue algo muy casual. Nos habíamos conocido como compañeras en una colección de libros de cuentos de la Editorial de la Universidad de La Plata en el año 2009, Marina ya había publicado De la noche rota y yo Hacia el mar. Hacía diez años que no nos veíamos. Marina acababa de volver de vivir en México y yo me estaba por ir justamente a México por unas semanas, días después. Quizá esa coincidencia fue uno de los elementos para que el rencuentro fuera medio mágico. Descubrimos que seguíamos compartiendo gustos y preocupaciones en materia de escritura y campo literario local y regional. En lo que coincidimos, entonces, fue en la preocupación de que muchas novelas y libros de cuentos argentinos que nos habían marcado como lectoras y como escritoras estaban agotados, o no habían sido bien distribuidos. Incluso había muchos inéditos maravillosos que no habían alcanzado la “bendición” de conseguir editorial, ni siquiera alguna independiente.

En el Editorial que aparece en la página de Narrativargenta, ustedes señalan que la legitimidad de una obra es una cuestión ideológica
Marina Arias: Siempre nos hemos resistido a la arbitrariedad de que sea la salida en papel, con sello editorial detrás, lo que brinde legitimidad a una obra. Eso es una cuestión ideológica: hay quienes “llegan” a la publicación y quienes no. Toda acción es ideológica, por supuesto, pero de lo que se trata, por decirlo de alguna manera, es de proponer vetas contrahegemónicas. Con ese espíritu y con el deseo de que muchos libros, en más de veinte años que tenemos como lectoras, llegaran a más lectorxs, empezamos a pensar Narrativargenta. Nos llevó muchas reuniones darle forma al sitio. Recuerdo que Marina me dijo de entrada “vamos tomarnos todo el tiempo que necesitemos”. Y es hermoso producir algo con los ritmos, las exigencias y los entusiasmos exclusivos del deseo. Contactamos a la primera tanda de autorxs, les pedimos los materiales, que incluyen la autorización de subir el PDF, diseñamos el blog con la ayuda de Augusto Daniele y buscamos una foto en los archivos generosos de varios fotografxs amigxs. Hasta que dimos con la de Adolfo Rozenfeld, que nos resultó perfecta, y finalmente lanzamos el sitio el 21 de septiembre de 2019. Esa noche invitamos a todxs lxs autorxs a brindar en un barcito del Abasto. Fue hermoso, y ahora, que en Buenos Aires estamos en cuarentena, resulta casi onírico.

En el sitio hay textos de varios géneros publicados. ¿Cuáles son los criterios de selección de los materiales?
Marina Arias: Las entrevistas que se pueden leer en Narrativargenta tienen que ver con sumar lecturas y sentidos sobre las obras que integran el catálogo. Centralmente, Narrativargenta está abocada a la narrativa, pero en algunos casos incluimos material ensayístico de algunxs autorxs, porque consideramos que brindan conceptos, herramientas y debates sobre escritura, y específicamente, sobre la ficción. En las primeras actualizaciones, incluimos autorxs que teníamos urgencia por compartir. Ahora estamos recibiendo y leyendo material de autorxs que no conocíamos, y proyectando una extensión del sitio hacia otros países latinoamericanos. Creemos, de hecho, que la difusión de autorxs de nuestra región es bastante magra, y ni qué hablar de aquellxs que no logran “salir en papel”… no nos llegan nunca. O casi. Por último, la única regla que nos pusimos de entrada, y la cumplimos a rajatabla, es que las dos tenemos que estar convencidas de querer publicar/promocionar a unx autorx. Decidimos por unanimidad.

¿Por qué la renovación o ampliación del catálogo es trimestral?
Marina Arias: La ampliación del catálogo es trimestral porque descubrimos que es el tiempo que nos lleva producir una actualización que nos deje satisfechas. Las dos hacemos muchísimas cosas además del sitio, entre ellas, escribir nuestra propia ficción. La coincidencia de fechas con el cambio de equinoccios y solsticios es un capricho poético, nos gusta la idea de renovarnos con cada cambio de estación.

¿Hay un nicho de lectores que ustedes pueden identificar?
Marina Porcelli: El sitio surge por una especie de diagnóstico. Nos parece que las editoriales más visibles están dejando afuera nombres y literatura, en específico, narrativa, que a nosotras nos resultan centrales para pensar la propia escritura, y la lengua, y la situación histórica, y etc. Y que esta dinámica no es ni inocente ni gratuita. Tiene costos de todo tipo. Entonces, la gente a la que va dirigido el sitio y a la que le interesan los libros de Narrativargenta es lectora ya de por sí. Porque, en principio, la ecuación de la lectura (cuánta gente lee en el país, cuántos libros al año, qué libros, etc.) no es una ecuación que la resuelven la literatura ni lxs autorxs. Pero sí estamos convencidas de que lxs escritorxs somos responsables del estado de nuestras literaturas nacionales. Entonces, en tanto aparato crítico, la gente a la que le interesa el sitio seguramente está un poco desencantada con lo que publican las editoriales más visibles y esté buscando algo más, o por lo menos, algo distinto a lo que ofrecen librerías y reseñas como si fueran latas de arvejas en los supermercados. Además, y esto es importante también, un nicho de lectores al que le interesa Narrativargenta no vive en la Ciudad de Buenos Aires, o no accede, por distintas razones, al material en papel. Porque no lo consigue, porque es muy caro, porque son libros que en papel tuvieron baja o nula circulación. Ahora bien. Las visitas diarias que tiene el sitio dan cuenta de que este nicho de lectores existe. Lanzamos en septiembre de 2019, vale decir, hace diez meses. El máximo, en ciertos días, llegó a las mil vistas. Hay libros que, en tres meses, fueron descargados 200 veces, y hay también un grupo numeroso de libros, el promedio general, que tiene entre 70 y 50 descargas desde el año pasado. Los tiempos son importantes, porque esa es otra ventaja de lo digital, permite que el libro esté disponible siempre. No está la urgencia por vender y, si no funciona, caer en la guillotina a las pocas semanas. Publicamos autorxs que eran prácticamente desconocidos en septiembre del año pasado, que por alguna razón tuvieron notoriedad en estos meses, y eso aumentó el número de descargas. Además, tenemos que pensar que una editorial, en promedio, saca 500 ejemplares de un libro de ficción. Y hubo editores que declararon que se pueden tardar hasta diez años en agotar la tirada. Nosotras apostamos a la rigurosidad de nuestra lectura. La intención siempre es construir un sitio de promoción de autorxs de calidad.

Desde la posición en la que se paran para crear este espacio, está claro que toman decisiones que conducen a una suerte de anticanon, altercanon, paracanon… En definitiva, ¿cuál de estas definiciones creen que es más acorde con el trabajo que hacen?
Marina Porcelli: Claro. Creemos que la tradición se inventa, se construye, y que el canon se inventa, se construye. El sitio no es un anticanon exactamente, pero sí tiene la intención de descentralizar la propuesta con sede en Buenos Aires, entender que la literatura argentina no es solo la que se produce en la capital y perforar, de alguna manera y aunque sea un poco, el aparato hegemónico que nos dice que esa es la definición de literatura argentina, y la forma de escribirla, y el perfil de sus escritorxs. Hay muchos autorxs y académicxs locales que parecen creer que todo pasa por Europa. Es una línea cercana al colonialismo, que controla la circulación de obras, y dictamina como legítimos libros que nos resultan distorsionados o vacíos o estúpidos. Que Narrativargenta sea digital, por supuesto, tiene sus limitaciones, ya lo dijimos en el editorial del sitio, alrededor del 30% de la población en América Latina no tiene acceso a Internet, pero también nos permite existir y crecer sin chocar con techos presupuestarios. El material digital, por naturaleza, es accesible en cualquier lugar. Y acá precisamente nos referimos a cualquier lugar donde se habla español y donde se interesan por pensar la lengua, la historia y el uso del español. O sea, se vincula con la identidad. Si tenemos que darle una definición, Narrativargenta es una estrategia para respirar.

Deja una respuesta

uno × 4 =